La crisis en la educación no tiene que ver con la tecnología o el virus

La crisis en la educación no tiene que ver con la tecnología

Enrique Dans es profesor de innovación y tecnología en el Business School del IE. Para él hay algo muy claro: la crisis en la educación no tiene que ver con la tecnología o el virus. Por el contrario, la pandemia ha desnudado fallas y estancamiento que habían resistido hasta ahora. La tecnología disponible es tan buena, menciona el experto, que cualquier persona la podría usar. Así entonces, el tema es de actitud y receptividad al cambio por parte de instituciones y profesores.

Para este experto, que no se corta a la hora de distribuir culpas, la educación necesita urgentemente una reestructuración completa, de pies a cabeza. Dans explica que los que han intentado impartir clases como siempre pero en frente de una cámara no han entendido que de eso no se trata la digitalización. En su opinión hay que reformular cosas que consideramos básicas y elementales hoy, como la enseñanza memorística, los sistemas de calificación, entre otras. El portal Educación 3.0 hace una entrevista completa que te invitamos a leer si te interesa conocer más a profundidad la opinión autorizada de este experto. 

La crisis en la educación no tiene que ver con la tecnología

Como se mencionó anteriormente, el profesor de innovación no tiene pelos en la lengua para señalar lo que él considera que ha fallado. “El problema no ha estado en las herramientas, que han funcionado perfectamente, sino en la evidencia de que hay maneras de impartir clase y de enseñar que están tan profundamente anticuadas”, señala Dans. Es su opinión que el problema real es la falta de actitud de instituciones y profesores a la hora de replantear la forma de enseñar. 

Se debe eliminar la enseñanza memorística, pues en un mundo en que la información está a un clic de distancia, no tiene sentido. En cambio se debe propender por enseñar a buscar, hacer, pensar y/o cualificar información disponible: pensamiento crítico. Lo que ha quedado demostrado es que, en su opinión, no existen los nativos digitales, son más hábiles para consumir tecnologías pero no de buena manera. “La distancia entre lo que la enseñanza genera y las necesidades del mundo actual es tan, tan grande, que debería darnos auténtica vergüenza” sentencia. 

De hecho, este autor también señala que, salvo diferencias cosméticas, nuestras clases son iguales que las de nuestros bisabuelos. En cuanto a quienes son los responsables del estancamiento: políticos con miedo al cambio, profesores inseguros y papás que creen que si no aprenden como ellos lo hicieron es que no están estudiando. 

Cómo podemos empezar a cambiar

Para Enrique Dans la educación post-pandemia será una de enseñanza líquida. Una que se desplace constantemente entre lo presencial y lo virtual sin que haya traumatismos severos a los procesos de formación. Por supuesto, esto tiene que ver con posibles rebrotes del virus, pero con la lógica misma que se venía anticipando de la educación en si misma. Habrá que diseñar un formato que iguale la experiencia en línea que en el aula, “bidireccional, con posibilidad de intervenir activamente al mismo nivel”. 

También señala que un cambio fundamental será disminuir la lógica competitiva de las notas por una estructura que fomente la cooperación. Los ambientes fecundos para la innovación, está demostrado, están mucho más conectados con la segunda que con la primera.  Adicionalmente, la transformación digital real debe propender por disponer de variables que permitan hacer individual y personalizada la experiencia educativa. Se deben buscar “variables que nos permitan monitorizar y enriquecer el proceso de aprendizaje”, a eso apunta la tecnología edtech real. 

Así entonces, se evidencia que la crisis en la educación no tiene que ver con la tecnología. En el pasado hemos hablado de cómo la edtech sigue creando con visiones disruptivas su tercera fase. Asimismo, el reporte de Google sobre el futuro del aula también se alinea con los cambios profundos en la lógica de aprendizaje que señala Dans.

Te invitamos a registrarte en Life Design, una plataforma que busca apoyarte a tomar decisiones más conscientes sobre tu futuro. Parte de nuestra filosofía es sumar en la revolución de la educación que se viene. Puedes leer más sobre cómo vemos el mundo haciendo clic acá.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

20 − 18 =

Close Menu
Abrir chat
Powered by